Cargando Contenido...

“Desafíos del Comercio Internacional: La relación de Argentina con China”

La Fundación de Estudios Políticos, Económicos y Sociales para la Nueva Argentina (FEPESNA) llevó a cabo, dentro del “Ciclo de Charlas 2016”, un nuevo evento. En esta oportunidad el tema apuntado fue “Desafíos del Comercio Internacional: La relación de Argentina con China”.


La apertura del encuentro estuvo a manos de Laura Velásquez, Presidenta de FEPESNA, y del Dr. Jorge Malena, Asesor Académico de la Cámara Argentino China. Por su parte, el panel expositor estuvo compuesto por el Profesor Wu Guoping, Director del Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Suroeste de China y el Dr. Félix Peña, Director del Instituto de Comercio Internacional de la Fundación ICBC. La moderación fue empleada por Felipe Frydman, Embajador.

Velásquez dio inició a su discurso apuntando principalmente a la “apertura del diálogo entre Argentina y China que existe desde hace algunos años y consideró que “ahora es preciso analizar los desafíos del comercio bilateral”. “Cuál es el impacto que pueden tener las importaciones de China en las pequeñas y medianas empresas y en la situación laboral de Argentina”, remarcó la Presidenta de FEPESNA.

Malena, en su turno, destacó la labor conjunta entre la Cámara Argentino China y este país asiático, profundizando en su rol de académico y aclarando cuáles son los objetivos de la Cámara a la cual representa y desglosando sus expresiones en referencia a los socios chinos que la comprenden.

Ya en plena ponencia del encuentro, Frydman opinó que “la relación con China es muy importante ya que el país asiático es el primer participante del comercio internacional y este detalle ha tenido gran incidencia en América Latina”. Además, el embajador argentino agregó que “el lazo entre América Latina y China es conocido como de Norte a Sur”.

Guoping ordenó su discurso en tres lineamientos. “Cambios, desafíos y oportunidades”. Ante de profundizar en su exposición, expresó que uno de sus principal interés es “empujar las relaciones entre China y Argentina para hacer más cosas, y además brindar más conocimiento de este país para las empresas chinas, incluso también para turistas chinos”.

En cuanto al primer punto de su ponencia, el académico chino puntualizó sobre los cambios de la nueva normalidad económica de China. “En la actualidad, China quiere transformar nuestra estructura económica para pasar de ser una fábrica internacional a un centro de innovación exterior porque bajó la tasa de crecimiento del PIB”, confirmó el colegiado del gigante asiático.

El segundo ítem que subrayó Guoping se basó en los “desafíos”. Por los cuales enfatizó en las reformas en la oferta y demanda para enfrentar los desequilibrios estructurales, en la profundización de las reformas sociales y financieras refiriéndose a la distribución del ingreso y desarrollo de zonas urbanas y rurales, y apuntando a la mejor calidad de vida ciudadana.

Para finalizar con su discurso, el Director del Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe de la Universidad de Ciencias de Suroeste chino, hizo hincapié en las “oportunidades”. En este ítem, se detuvo en la diversificación de inversiones en más sectores y nuevos modelos de inversión, nuevas necesidades de las demandas internas  y potenciar el sector de servicio y turismo.

El segundo panelista fue Félix Peña. Adentrado en lo más rico de su discurso, Peña desglosó tres planos. El primero tituló “Biregional”. “Este punto en especial entre China con América Latina y Argentina evoca la palabra equilibrio de intereses”, definió el representante de la Fundación de ICBC.

En segundo lugar, “las relaciones internacionales van a ser cada vez más triangulares con la característica de que vamos a tener hacia adelante cada país y cada región múltiples triángulos en los que nos insertamos y que marcarán nuestra capacidad de desarrollar estrategias asertivas en el campo internacional”, soslayó Peña.

A modo de cierre, Félix Peña confirmo que el tercer plano global es el más importante. “Un mundo que conocíamos está empezando a no existir más. El “diseño” es necesario para saber qué gobernanza mundial nos conviene conseguir. “Hay que darle suma importancia a la configuración del sistema económico mundial (G-20) y a la Organización Mundial del Comercio (OMC) para definir qué futuro queremos”. concluyó el panelista de FEPESNA. 


Fotos